Correas

Las correas tienen por función transmitir fuerza generada por motor hacia aquellos componentes que la necesiten, por lo tanto el correcto funcionamiento de los componentes depende del buen estado de las correas. En los vehículos las correas están expuestas a sufrir grandes esfuerzos, razón por la cual su calidad debe ser óptima. Bosch ha desarrollado un completo programa de correas de accionamiento, el cual está en constante evolución y ha logrado adaptarse a las frecuentes exigencias del mercado. Las correas están expuestas a distintos tipos de exigencias (térmicas, químicas y mecánicas).

Térmicas 
Las correas deben ser siempre flexibles aunque se produzca mucha variación de temperatura.

Químicas 
Las correas deben ser resistentes a rayos ultravioleta y a distintos tipos de agua, como por ejemplo lluvia y agua salada.